# 050 Gaggia

Sevilla | España | rock, rock & roll, indie rock

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/album=488154679/size=grande3/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

 

Gaggia procedente de Sevilla comienza a forjarse en el 2005. Tras grabar su primer L.P. “Caballo”, se consigue la formación definitiva y consolidada.
En esto de la promoción, no es extraña la trampa. Pero, ojo: en Gaggia no la encontrarán. Ni trampa ni cartón. Y es que todo en Gaggia es transparente. Nuevo ojo, querido oyente: no “parece”, “es”.
Les preguntas por una definición de lo que hacen y te responden sin ambigüedades, alto y claro: “Pasamos de etiquetas”. Y luego te sueltan: “Si Gaggia tuviese que ser un animal, sería un caballo”. Obvio, piensas: un caballo es un animal noble, curioso, veloz, ágil.
Todo concuerda con Gaggia. No resulta extraño que hayan decidido bautizar a su primer LP con un nombre tan escueto como ése: “Caballo”. Su sonido también es así, directo y conciso. Veloz en las distancias  cortas, resistente a los maratones imposibles.
Tercer ojo: en vivo lo suyo es para relinchar de gusto. Canciones como “La cabaña”, mix up improbable pero posible entre el dance rock más brioso de los 90 y el pop más oscuro de los 80, y descarnado adelanto de su esperado larga duración, contagian en directo de un estado febril que se filtra, sibilino en principio, imparable poco después, del escenario a la platea en cada concierto.
Tiene mucho Gaggia de aquellas bandas que creían a pie juntillas que toda comunión con su público implica una catarsis, un estado de euforia, de liberación de las emociones más profundas. Que Gaggia se hayan atrevido a rendir tributo, cuarto ojo avizor, a Joy  Division en alguna ocasión no es casual.
Fíjense también en algunos de los otros animales escénicos con quien estos Gaggia han compartido cuadra sobre el escenario: Julio de la Rosa, Josele Santiago, Lagartija Nick… Una fauna poderosa. Voraz. Por algo será.
Antonio Arias cayó rendido al hechizo de esa atmósfera creada por Gaggia y compartió, más allá de las tablas, créditos con la banda en “Jardín Eléctrico”, tormenta sónica disfrutable en su EP “Buscando enemigos”. Astuto Antonio. Sigan su pálpito. Quinto y último aviso: apostar por Gaggia es apostar por un caballo ganador.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s