Entrevista a Cápsula

Para Extremasound es un honor poder tener a Cápsula en el cartel de este año de SubeRock. Como ya hemos dicho en nuestra web, es ‘simplemente una de las mejores bandas de rock que puedes ver encima de un escenario’.

Vamos con las preguntas.

El rock lleva ‘muriéndose’ una generación, pero vosotros estáis bien vivos y a lo que hacéis no le falta precisamente energía ¿Cuál es el misterio de Cápsula? ¿Os da vuestra incontestable actitud rockera suficientes vitaminas?

Estamos y seguimos enganchados al rock. A nuestra forma de entenderlo.

Vivir en Argentina, vivir en España, cantar en español, cantar en inglés, girar por Europa y América… ¿Cómo fue el proceso? ¿El siguiente paso va a ser buscar apartamento en Hoboken?

Es complicado inclusive para nosotros. Empezamos en Buenos Aires, pero al poco tiempo ya estábamos armando nuestras giras underground por Europa. Siempre estuvimos empujados por la pasión y el amor al rock, por los discos y por estar arriba del escenario. Si bien pasamos parte de nuestra vida en Buenos Aires, Capsula creció  con la escena de rock en Euskadi. Nos sentimos parte de esta escena. Somos una familia, nos alegramos de los logros mutuos, pasas las fechas como fin de año, navidades, verano, vacaciones, etc., con otros grupos tocando en conciertos, se arma una relación fraternal. 

Cuando publicasteis en 2011 In The Land of Silver Souls no fueron pocos los seguidores de Cápsula (y cierta crítica) que reaccionaron reprochando al disco que se hubiera perdido cierta fuerza (o llamémosle ‘aceleración punk’) con respecto al anterior Rising Mountains, de 2009. Ha pasado un año y ya no se oye ninguna voz discordante. Ahora todo son alabanzas y este es por aclamación vuestro mejor disco ¿Sentís que lo es? ¿No os da un poco de pereza esta alergia a la novedad y a la evolución en un público (y una crítica) que debería estar lampando por todo cuanto en la música sea cambio, desarrollo, progreso y avance?

Creo que es normal ante la salida de un nuevo disco de un grupo que vienes siguiendo cierto estado de alerta y preguntas. Por suerte, tenemos seguidores muy ligados con el grupo, muy atentos a lo que hacemos. Creo que no somos un grupo más. Eso nos genera una responsabilidad muy grande. In The Land… mantiene la esencia del grupo intacta. El directo lo demuestra. Los cambios nos permite sumergirnos en ambientes diferentes como el de “Communication”, que se ha convertido por sí sola en la canción diamante del disco. 

Cápsula es, de entre las bandas afincadas en España, una de las formaciones que más actuaciones realiza en el extranjero. Giráis por toda Europa, Sudamérica y los Estados Unidos. ¿Esto es porque podéis y porque también queréis? ¿Por qué bandas que reciben en España mucha más atención mediática que vosotros (y que asimismo cantan en inglés) apenas salen de nuestras fronteras? ¿Es porque no quieren o porque no pueden?

No lo sé (¡ja ja ja!). Salir es una decisión, nosotros, al haberlo hecho ya una primera vez desde Argentina, creo que le perdimos totalmente el miedo a presentarnos en tierras lejanas y conectar con el público. Al final de eso se trata, por lo menos para nosotros.

Está claro vuestro apego al SXSW –lleváis cinco ediciones seguidas visitando Austin-: decidnos qué es lo que encontráis tan excitante en este festival de la capital de Texas.

Sí, desde la primera edición hemos tenido mucha suerte en generar ruido alrededor nuestro. Vamos haciendo cada vez más amigos y también surgen chances para hacer crecer el grupo, poder editar y girar no sólo en Estados Unidos, sino en otros países, porque allí se concentra gente, bandas, promotores de todo el mundo. Además, es una semana de locura y conciertos continuadamente.

¿Qué ha supuesto para vosotros el lanzamiento de In The Land of Silver Souls en Estados Unidos?

Muchas cosas: un cambio grande es estar en las radios, poder girar varias veces al año, conocer sitios nuevos. También poder trabajar y colaborar con gente nueva que vamos conociendo en cada gira.

¿Y qué sienten unos rockeros extranjeros cuando su trabajo es admirado y ensalzado en la mismísima tierra del rock’n’roll?

Al principio era extraño Pero ya nos vamos acostumbrando, para bien; porque nos exige querer mostrar más, sumergirnos en más ideas y proyectos.

¿Le tiemblan a uno las piernas cuando se pone a trabajar con gente como John Agnello y siente que está donde antes estuvieron Alice Cooper, Dinosaur JR, Mark Lanegan, Nada Surf, The Kills, The Hold Steady, Sonic Youth, Yo La Tengo, Smithereens, Kurt Vile o Graham Parker por citar unos (buenos) cuantos?

Sí; pero por suerte trabajar con él es muy ameno, aunque sin perder ni un poco de intensidad. Él te empuja a sacar lo mejor de ti. Siempre un poco más.

En el catálogo de vuestras influencias, además de las referencias más o menos obvias al garage y la psicodelia de los 60 y 70 aparece, por supuesto, siempre Bowie. ¿Creéis que se le ha hecho a su figura la suficiente justicia?

Bowie ha escrito muchísimas páginas en el rock. No sólo en su carrera, sino ayudando a Lou Reed y a Iggy Pop a continuar las suyas. Es un grande, además hay muchas cosas que hizo a nivel personal por las que te das cuenta de que es una gran persona.

¿Y se puede ya escuchar vuestra versión –y de Agnello- del Ziggy Stardust de Bowie que grabasteis en marzo?

Habrá que esperar hasta Septiembre. Queremos editar también un DVD con imágenes de directo y de la grabación del disco.

Hemos leído en otra entrevista vuestra que “Las giras hacen que el sonido absorba las experiencias que vamos viviendo en esos lugares. Giramos mucho. La carretera ya está ligada al sonido de Cápsula”. ¿Podría decirse que vivís en una especie de never ending tour a la manera de Bob Dylan? ¿Qué adjetivo le pondríais a esa vida, excitante, extravagante, enriquecedora, agotadora o –como se dice de Dylan- ‘psico-sintomática’ (es broma)?

Totalmente. Ya no podríamos hacer otra cosa.

Presumís acertadamente de que no hay dos directos vuestros iguales. Eso exige mucha compenetración y confianza y obviamente mucho ensayo. ¿Cuál es vuestra rutina de trabajo en una semana normal? ¿Tiene Cápsula semanas normales?

Somos raros. Ensayamos todas las mañanas hasta las 4 de la tarde, que sale nuestra hija de la escuela. Nos da un punto de concentración y trabajo interesante. Parecido a los escultores o carpinteros en su taller, cada día trabajando detalles, dando forma.

Nos gustaría que nos dieseis la lista corta de vuestros sitios favoritos para tocar (antes de que conozcáis SubeRock, pues nuestra intención es entrar-en-esa-lista). Aquellos lugares donde tocaríais gratis todas las semanas.

Es injusto hacer una lista favorita, porque siempre estamos atentos al trabajo de la gente que hay detrás de cada concierto. Se nota mucho y cambia todo. Por suerte nunca hemos estado en un sitio donde no quisiésemos estar.

Para terminar ¿podríais adelantarnos lo que va a ser el próximo año de Cápsula? ¿Disco, bolos, giras, contratos…?

Antes de que termine el año vamos a reeditar los primeros discos de Capsula que sacamos en Argentina y que aquí nunca fueron publicados. Son una curiosidad para saber cómo suena Capsula en castellano. Va a ser una sorpresa. También saldrá el disco de Ziggy Stardust, así que estaremos con presentaciones de Ziggy y los discos que te comentaba antes. Hay giras por Francia y Estados Unidos, así que hay mucha actividad Capsula por delante.

Gracias por todo y Bienvenidos a SubeRock.

Esta entrevista ha sido publicada en el número de la revista SoundVicente dedicado a la quinta edición de SubeRock.

Cápsula actúa este sábado en San Vicente de Alcántara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s